Ganglio mientérico. Neuronas de los tipos I y III

Los ganglios mientéricos de la pared del esófago contienen dos tipos neuronales, los tipos I y III, de los cuales las neuronas tipo I o motoras  forman el contingente mayoritario. Las neuronas del tipo I se encuentran distribuidas por toda la superficie ganglionar. Estas neuronas cuentan con un solo proceso largo o axón, que sale del área ganglionar, incorporándose a los fascículos nerviosos para contribuir a formar el plexo  mientérico que se distribuye entre los haces de fibras musculares lisas. El resto de procesos corresponden a las dendritas, que en reducido número se encuentran implantadas en el soma de estas neuronas. Estas cortas dendritas ofrecen una implantación amplia  sobre el cuerpo neuronal mostrando un borde irregular y aspecto espinoso por presentar procesos muy cortos situados en el borde de las láminas que forman las dendrítas.

El otro tipo neuronal corresponde a neuronas del tipo III, que ofrecen varios (dos a tres) largos procesos que irradiando desde la superficie neuronal se desplazan a largas distancias desde su punto de origen  utilizando para su desplazamiento los fascículos nerviosos que unen a los ganglios que contienen a esos somas  con los ganglios vecinos.  Estos largos procesos son morfológicamente similares no pudiéndose distinguir cual de ellos es el axón y cuales son las dendritas. Además estas neuronas ofrecen pequeños procesos dendríticos que con aspecto rudimentario se encuentran implantados sobre el cuerpo neuronal. Funcionalmente este tipo neuronal es considerado como neurona de asociación.

Finalmente, señalar que en un gran número de ganglios del esófago existen  unas estructuras  a manera de rejilla que dependen de fibras nerviosas mielínicas. Estas fibras en la proximidad a su terminación pierden la mielina para ponerse en contacto íntimo con los cuerpos neuronales que forman el  ganglio.