El cerebelo. Las fibras musgosas

Las fibras musgosas junto con las fibras trepadoras forman las aferencias cerebelosas. Las fibras trepadoras que proceden de los núcleos de la oliva inferior y sus núcleos accesorios terminan en la capa molecular sobre las dendritas de las células de Purkinje. Las fibras musgosas alcanzan la capa de los granos de la corteza cerebelosa usando las vías espino-cerebelosas, ponto-cerebelosas y medulares. En la capa de los granos las fibras musgosas forman un ramillete de fibras divergentes con abundantes colaterales que presentan insertadas a lo largo de su trayecto unas formaciones denominadas rosetas. Las rosetas establecen contactos con las dendritas de las células grano, las dendritas monopolares de las células en brocha y las dendritas de las células Golgi con las que habitualmente forman los glomérulos cerebelosos. Los axones de las células grano, actuando como neuronas de asociación, trasmiten los estímulos generados en los glomérulos a la capa molecular.