El Cerebelo. La folia cerebelosa

La folia cerebelosa cuenta con una zona amplia denominada sustancia gris y otra denominada sustancia blanca que además de formar el esqueleto de la folia es el cauce para el paso tanto de las fibras aferentes como eferentes, La sustancia gis se encuentra formada por la capa molecular que ocupa la porción más superficial de la sustancia gris en la que podemos  reconocer la presencia de una rica y extensa arborización dendrítica perteneciente a las células de Purkinje, las células estrelladas, y las células cesto. En la zona intermedia de la sustancia gris se encuentra la mono capa formada por las células de Purkinje que separa a la capa molecular de la capa de los granos. Finalmente y en la porción más profunda de la sustancia gris de la folia nos encontramos con la denominada capa de los grano, lugar donde podemos encontrar a las células de Lugaro, las células grano, las células de Golgi y las monopolares en brocha. Esta capa de los granos descansa sobre la sustancia blanca, lugar de la folia por donde discurren las fibras aferentes y eferentes que prestan el dinamismo funcional al cerebelo.