El cerebelo. La folia cerebelosa

La folia cerebelosa nos ofrece un paisaje en el que destaca la gran frondosidad de la dendrita de la célula de Purkinje, llegando a tal punto que hace imposible distinguir los componentes celulares de la capa molecular.